NOS FUIMOS AL CINE: THE HOBBIT

Tal como les adelantamos en nuestra página de Facebook, el viernes fuimos a ver The Hobbit: An Unexpected Journey y quedamos más que satisfechas. Acá mi breve opinión (sin muchos detalles para evitar spoilers).

Aviso antes de comenzar que no leí los libros de Tolkien. Sí, ya sé, mátenme. Pero el punto es que no intento comparar esta película con las novelas ni con la trilogía Lord of the Rings.

Realmente no había creado en mí misma expectativas de ningún tipo ante esta película, es como que mi mente bloqueó por completo que estaban realizando esta especie de precuela de LOTR y no me percaté de lo que venía hasta que compré las entradas. De modo que cuando fui a verla, era como “empezar de cero”. Y creo que me sirvió para verla como algo totalmente nuevo, separado de lo que ya se hizo antes.

Si vieron todas las de LOTR (sobretodo si lo hicieron recientemente) es muy probable que cuando vean The Hobbit se encuentren a ustedes mismos asociando todos los detalles que comparten, reconozco que me sucedió y me parece que simplemente es inevitable, ya que se nota todo el trabajo de la producción por hacer que los elementos que se correlacionan mantengan coherencia y continuidad.

(Clic para agrandar).

Son casi tres horas de un viaje inesperado que Bilbo Baggins emprende junto a 13 enanos y Gandalf. La aventura y el humor no faltan en esta historia, así que definitivamente no se aburrirán.

Eso sí, deben tener en cuenta que al menos la primera hora de la película tiene un ritmo bastante lento y mucha menos acción que lo que sigue. Sin dudas esto tiene su respectiva justificación narrativa: al ser una nueva historia, se debe presentar a los nuevos personajes y plantear todas las situaciones que generarán las acciones siguientes.

Definitivamente es una película que te deja con una sonrisa luego de verla, y al mismo tiempo, impaciente por que estrenen las siguientes partes. Lo bueno es que no tendremos que esperar mucho, ya que (según IMDB), ambas están en proceso de postproducción y se esperan sus respectivos estrenos en 2013 y 2014.

Les recomiendo ir a verla en el cine, y si antes quieren ver el trailer, aquí se los dejo:

Rachel.

NOS FUIMOS AL CINE: DÍAS DE VINILO

Recibí la invitación a la Avant Première de Días de Vinilo, una comedia que cuenta una historia sobre la amistad, el amor y, por qué no, el desamor. Les confieso que por cuestiones laborales tuve que mirarla un par de veces antes de ir a verla “oficialmente” en el cine. En un principio pensaba que las escenas graciosas me resultarían “quemadas” o que simplemente no tendrían el mismo efecto y perderían toda la gracia luego de haberlas visto varias veces, pero puedo decir que la pude disfrutar en el cine.

Como imaginarán, el hilo conductor es la música, un elemento de gran importancia en esta película. Esta música se hace presente a través de (sí, lo adivinaron) discos de vinilo. El soundtrack de Días de Vinilo realmente me gustó, cuenta con mucho pop pop/rock (del bueno), las referencias musicales van más allá del soundtrack: también están en los diálogos y en las imágenes.

No les voy a negar que la trama tiene un par de momentos que me resultaron  predecibles, aunque creo que esto se debe, en parte, al género al que pertenece la película. Sin embargo, creo que merece ser vista en el cine.

En general todos los personajes tienen su propia esencia, eso que los hace únicos y en este caso, me parece que hubo un buen trabajo de casting. La actuación de Gastón Pauls (Damián) me recordó bastante al personaje que interpretó hace algunos años en La suerte está echada, pero creo que mi personaje favorito fue el de Fernán Mirás (Luciano), creo que es el que más me hizo reír.

Tengo varios amigos argentinos que directamente no ven películas nacionales, como suele suceder, no apreciamos las cosas que se hacen en nuestros países y las rechazamos. Lo entiendo (créanme, me ha pasado), pero al mismo tiempo pienso que deberíamos cambiar esa forma de pensar.

Les recomiendo ver esta comedia si lo que buscan es pasar un buen rato y entretenerse con un una película que los haga reír. Estoy segura de que muchos hemos pagado -sin pensarlo dos veces- por ver comedias románticas de Hollywood que no son tan divertidas o entretenidas como esta.

Gastón Pauls (Damián), Rafael Spregelburd (Facundo), Fernán Mirás (Luciano) e Ignacio Toselli (Marcelo).

Termino este post con el trailer de la película e invitándolos a darle una oportunidad a las producciones locales.

Rachel Papaya.

NOS FUIMOS AL CINE: TED

Ayer fuimos a ver Ted, una comedia escrita y dirigida por Seth MacFarlane, el creador de Family Guy (y quien hace las voces de Peter, Brian y Stewie Griffin), además de otras series como American Dad y The Cleveland Show, entre otras producciones de las que ha participado.

Definitivamente es una película recomendada para aquellos que gustan del estilo humorístico de las creaciones de Seth MacFarlane, en mi caso es así y disfruté mucho esta película, es muy divertida y entretenida. Como suelo decir: no es la película que cambiará sus vidas, pero vale la pena ir a verla al cine.

El humor absurdo y los toques de humor negro en esta película es lo que me hace verla tan divertida, en cuanto a la historia, es un tanto previsible por momentos, pero en este caso, eso no le resta ni le suma nada al objetivo final: hacerte reír.

Si bien no es una película para exigirle mucho a las actuaciones del elenco, debo comentar que hemos visto a Mila Kunis y a Mark Whalberg actuando mejor.

En fin, es una extraña y cómica historia de la amistad entre un hombre y un oso de peluche que habla. Por momentos me recuerda a la serie Wilfred, así que si gustan de este tipo de comedias, vayan a verla. 🙂

Acá pueden ver el trailer por si quieren ver un poco más de qué se trata.

Rachel Papaya.

NOS FUIMOS AL CINE: THE DARK KNIGHT RISES

Maldito Nolan, te odio y te amo a la vez. No tengo palabras para describir la satisfacción que me produjo ver The Dark Knight Rises, me pareció tan espectacular que realmente me dejó sin aliento una y otra vez, además de que me pasé pensando todos estos días en la película y en cuándo la veré de nuevo.

Es indiscutible el talento que tienen Christopher y Jonathan Nolan para escribir y dirigir, definitivamente lo demostraron en esta película que (lamentablemente) terminaría la saga, al menos por parte de este director. Es la primera vez en muchísimo tiempo que fui al cine con muy altas expectativas y salí completamente feliz.

No profundizaré mucho en esta reseña, porque no pretendo ser spoiler, pero les puedo decir que todas las actuaciones estuvieron muy buenas, de hecho, me detendré únicamente en la que quizás sea la más “cuestionada”: Anne Hattaway como Gatúbela. A mi criterio, fue una elección acertada, por cómo se plantea a este personaje y si bien cuando la vean les podría parecer un poco soft o light, luego entenderán por qué fue ella la seleccionada y no otra actriz para interpretar este rol.

Recomiendo que la vean en IMAX simplemente porque hay 72 minutos de la película en este formato, ¡un montón! Realmente vale la pena irse hasta Vicente López para ver a Batman en esa verdadera pantalla gigante.

Para los que se preguntan si se extraña al Guasón, les respondo lo siguiente: por un lado, la carga de acción y emoción que tiene esta película + Bane + todoloquesucedeOMG, hacen que no estés pendiente de la ausencia de este personaje, pero no voy a negar que hubo una o dos escenas en las que cruzó por mi mente un “aquí debería estar el Guasón”. Cuando la vean, creo que se darán cuenta de estas escenas, o no.

Siempre dije, debido a todas las expectativas -tanto mías como de la gente que me rodea- sobre esta película, que The Dark Knight Rises tenía que “superar” a The Dark Knight y que sería muy difícil. Definitivamente creo que están al mismo nivel en calidad y pienso que algunos (o muchos) pensarán que lo logró, pero sin dudas mi favorita sigue siendo The Dark Knight, por supuesto que esto último es algo subjetivo.

Uno de mis favoritos: Michael Cane como Alfred.

En fin, no se la pierdan, véanla, si es posible en IMAX y si les gustó tanto como a mí, más de una vez. Acá pueden ver el trailer, si es que les gusta ver avances… 🙂

Rachel Papaya.

NOS FUIMOS AL CINE: THE AMAZING SPIDERMAN

Sí, ya sé que el tema del día es Batman, pero de esa película ya haremos un post muy pronto (¡mañana la vamos a ver en Imax!). Mientras tanto, hoy voy a escribir sobre la película que vimos ayer: The Amazing Spiderman.

Adivinen qué: no tiene nada de “amazing“. Realmente fui con bajas expectativas a ver esta película (algo que suelo hacer casi todo el tiempo) y créanme que no fueron ni siquiera alcanzadas. La película se me hizo “eterna”, parecía que no terminaría nunca y estaba llena de clichés, uno después de otro. En cuanto a la trama, es evidente que quisieron contar más sobre el background de Peter Parker, pero se fueron por las ramas y se enfocaron en temas menos relevantes tanto para la historia como para el personaje.

Se nota que quisieron mostrar a un Peter Parker “menos loser“, pero tampoco me pareció que hicieron de él y su alterego arácnido un superhéroe a quien admirar o al menos por el que sentir un poquito de empatía y hasta “cariño”, como nos pasó a muchos con Spiderman y el Peter Parker interpretado por Tobey Maguire. (Con Ericka empezamos a usar el hashtag #TeamToby, jijiji).

Y eso que ni siquiera hablé de la música… ¡Ah, la música de esta película! Me dejó sin palabras, y no en el buen sentido. Se supone que la idea de la música en el cine es acompañar a la trama y crear climas, e incluso, pasar desapercibida. No pasó desapercibida. Se los digo como alguien que a pesar de haber estudiado Comunicación Audiovisual, sigo yendo al cine como un espectador común y trato de no ponerme en el plan de “mirar la técnica y la fotografía y el detalle y esto, y… blah!”, sino que prefiero analizar eso después de haberla visto y disfrutado (o no).

Pero no todo es malo en esta película, siempre hay algo para rescatar de estas películas del tan “querido por muchos y odiado por otros” Hollywood. En este caso se trata de algunos efectos especiales, como el brazo del Dr. Connors/Lizard y algunas tomas subjetivas del “not-so-amazing Spiderman“. Sin embargo, esto anterior se ve superado, a mi criterio, por lo que considero “la mejor escena” de la película: el cameo de Stan Lee. Lamentablemente no está en YouTube, pero seguramente lo estará pronto, así que búsquenlo en unas semanas. 🙂

En fin, no recomiendo que la vean en el cine, me parece mejor que se tomen su tiempo y esperen a que la pasen por la tele, y si simplemente no la ven, tampoco se pierden de mucho. Creo que la única razón por la que esta película aún se encuentra en cartelera es por las vacaciones de invierno y no por su magnificencia, de hecho, me parece comparable con los fiascos de Hulk y The Incredible Hulk.

Finalmente, para quienes tengan ganas de verlo, acá les dejo el trailer.

The Amazing Rachel Papaya. (?)

¡VESTUARIO DE PELÍCULA!

Al margen de poder apreciar una buena fotografía, hay películas en las que más que acompañar, el vestuario llega a ser protagonista. Tal vez es una cosa muy femenina, pero admiro los trajes elaborados, llenos de detalles, texturas y colores, y no puedo evitar fijarme en eso y hasta pensar en cómo estará hecha una prenda.

¿Quién no se dejó endulzar por esos trajes coloridos rococó en María Antonieta de Sofía Coppola? Colores pasteles, mucho chantilly, satén y sobre todo corsets ceñidísimos para el infarto, todo decorado como esa pomposa repostería francesa.

Diseñado por Milena Canonero, quién también trabajó en A Clockwork Orange, entre otras renombradas.

Otra de mis favoritas es la obra de Eiko Ishioka, una gran diseñadora que trabajó en películas como  Drácula de Bram Stoker, Mirror, Mirror, y una de las que más me gusta a nivel visual, The Cell, entre otras.

The Cell.

Drácula de Bram Stoker, dirigida por Francis Ford Coppola.

Drácula de Bram Stoker, dirigida por Francis Ford Coppola.

Mirror, Mirror.

Mirror, Mirror.

Les dejo otros impresionantes ejemplos del arte del vestuario. =)

Snow White and The Huntsman por Colleen Atwood.

Snow White and The Huntsman por Colleen Atwood.

Alice in Wonderland, dirigida por Tim Burton, vestuario de Colleen Atwood.

Catherine Martin para Moulin Rouge.

Catherine Martin para Moulin Rouge.

Monique Prudhomme para El Imaginario del Dr. Parnassus.

Monique Prudhomme para El Imaginario del Dr. Parnassus.

Marcela Maldonado.

RUMOR HAS IT: REVENGE WEARS PRADA?

Nos enteramos ya hace unas semanas de que supuestamente habrá una secuela de la película “The Devil Wears Prada“, esto se debe a que la autora del libro en que se basó la película publicaría en 2013 un libro titulado “Revenge Wears Prada“.

Por el momento se ha escuchado que Meryl Streep “confirmó” que aparecería en la secuela, al igual que Anne Hattaway (a quien nos morimos por ver como Gatúbela pronto…), pero todo esto es, para mí, aún un rumor. No lo he podido confirmar y no terminaré de creerlo mínimamente hasta ver que en IMDB se publique que la película está en Pre-producción.

Rachel Papaya.