DE RODETES Y TRENZAS

A inicios de año me hicieron un alisado con keratina. Fue fantástico, me encantó, mi cabello estaba lindo y podía llevarlo suelto todo el tiempo, pero todo tiene su final: el efecto de la keratina se fue, el frizz volvió y las puntas empezaron a “florecer” y aunque corte las puntas, el problema persiste.

Con la llegada del frío, tiendo a usar la planchita más seguido, así que es inevitable que las puntas se sigan lastimando una y otra vez, aunque use buenos productos para evitarlo y vea mejoras, las puntas florecidas no se van del todo.

En mis intentos por evitar la planchita y además por el poco tiempo que tengo en la mañana para dedicarle a mi cabello recurro a lo más básico: el rodete y las trenzas. Me gustan estos tipos de peinado porque se pueden adaptar a casi cualquier tipo y largo de cabello.

Foto vía Pinterest. (Clic).

Foto vía Tumblr. (Clic).

Uno de los sitios que más leo y sigo en Tumblr es The Beauty Department y me encantan sus DIY y tutoriales, así que les dejo unos cuantos videos de TBD para que puedan intentar hacer en casa y ver si empezamos a dejar de usar la planchita, que muy bien no trata a nuestros cabellos… 🙂

Empezamos con un rodete básico:

Seguimos con una clásica trenza francesa:

Continuamos con otra trenza:

Y terminamos con uno especial para cabellos cortos:

¿Cómo se peinan cuando tienen poco tiempo para hacerlo? ¡Comenten!

Rachel Papaya.

TODO SE TRANSFORMA

Aunque vivimos en una cultura de lo descartable, a veces no sabemos a dónde va lo que descartamos. Plásticos, deshechos orgánicos, muebles viejos, electrodomésticos inservibles, y hasta piezas de embalaje (los pallets, tan de moda) pueden tener al menos una oportunidad, si somos creativos o al menos buscamos ideas útiles e interesantes.

No recuerdo cómo me llegó, pero sigo por Facebook a un emprendimiento muy original, se trata de Reciclando Aceite, que como dice su nombre, promueve la utilización de aceite vegetal usado para la elaboración de jabones ecológicos.

Otro sitio que sigo mucho por Facebook es el de DondeReciclo, una ONG que busca promover una gestión sostenible de los residuos y provee información sobre centros de reciclaje.

Sin ir más lejos, la web es un muy buen lugar para buscar inspiración, e ideas muy creativas que podés hacer vos mismo/a, aquí van algunos ejemplos… =)

Cuelga tus aritos en un rallador.

Un jardín vertical en un pallet.

Banquito “Coca Cola”.

¡Más asientos! Pueden hacer clic en todas las fotos para ver sus enlaces, algunos con DIY.

Repisa hecha con cajones de madera.

Cama para perro hecha con pallets.

Stands para cupcakes.

Marcela Maldonado.

¿ACCESORIO ADOLESCENTE?

¡¡Buenas!!

Este DIY es muy simple, y para mí, tiene un tinte adolescente, ya que no uso este tipo de accesorios desde aquella época. Así que me animé a volver a la adolescencia y ¡usar vincha! (También conocida como diadema).

Se me ocurrió porque ya tenía todos los materiales en casa (¡sólo 2!) y había también, dos opciones: o los tiraba o hacia algo interesante con ellos, y así surgió esta idea.

Usé unos recortes de tela que quedaron de mis ensayos con mi nueva máquina de coser y una vincha de plástico, que no sé muy bien como llegó a mí. Recomiendo buscar en casa, algún pedacito de tela que nos guste y usarlo, ya que se necesita muy poco, con una pieza de 50cm x 50cm alcanza.

Primer paso: forrar la vincha. Hay que cortar un rectángulo del largo de la vincha y del triple de ancho, luego cosemos el costado y sólo una de las puntas. Con un alfiler de gancho lo damos vuelta y luego se lo ponemos a la vincha.

La punta que quedó sin coser, simplemente la metí para adentro.

Segundo paso: el moño. Se necesitan 3 rectángulos, uno grande para el cuerpo del moño, uno mediano (un poco que la mitad de tamaño del primero) y otro más chico para atarlo en el medio. En mi caso, el rectángulo mediano quedó con las puntas redondeadas, sencillamente porque esa forma tenía el retazo que encontré.

Se ponen los derechos enfrentados, se cosen todos los bordes, ¡ojo! en el moño grande y mediano, dejar un pedacito sin coser, ya que por ahí hay que darlo vuelta.

Para armar el moño, atamos por la mitad el rectángulo más grande con la tira que se formó del rectángulo más chico y escondemos lo que sobra dentro del moño, por la parte que quedó sin coser. Pasamos por el medio la otra parte que quedará como la colita del moño.

Casi listo.

Y para finalizar, hay que pasarlo por la vincha y ya está! Se lo puede coser a la vincha o dejarlo suelto, yo elegí lo segundo, así tengo más opciones =)

Ambar siempre presente.

¡Sólo me queda usarla!

Srta. Natalia

CREA TU PROPIO ESMALTE

Hoy traemos un DIY que a más de una le encantará. Se trata de crear tu propio tono de esmalte con solo dos “ingredientes”:

– Esmalte transparente (o brillo).

– Sombra triturada o pigmento del color que quieras.

Yo usé estos pigmentos que tenía hace tiempo.

Es bastante sencillo, solo mezclas el pigmento con el esmalte transparente/brillo, yo en este caso de “prueba”, usé un brillo baratito que compré en el barrio chino, jijiji. :p

Producto final.

No pude evitar probarme los dos colores de inmediato, así quedaron:

Los tenía que probar enseguida...

Debo admitir que esto no se nos ocurrió a nosotras de la nada, la inspiración vino de este post que encontramos en Beautylish. ♡

Papayaki también hizo su propia creación con brillos y fortalecedores de uñas viejos y que estaban por terminarse, los juntó todos y le puso una sombra vieja que trituró para probar este “experimento”. 🙂

Encima del tono clarito de Aki, agregamos stamping de flores. Muy lindo.

Algo que notarán cuando hagan esto, es que les quedará muy “aguado” y tendrán que pasarse varias capas para que quede del tono deseado, pero lo bueno de esto es que si usan un fortalecedor de uñas para la mezcla, les va a ayudar a tener uñas más fuertes y con colores lindos. 🙂

Rachel Papaya.

HONEY BUNNIES

Hoy les traemos un nail art que pude hacer gracias a los fantásticos tutoriales de Cutepolish, honestamente, soy un cero a la izquierda dibujando, pero con la simpleza de estos tutoriales, hasta yo lo hago “bien” o por lo menos “decentemente”, jaja. :p

El tutorial que encontré era de conejitos, y la verdad es que hasta que no me lo dijeron, ¡no me di cuenta de que era por la pascua! Así que si quieren, háganlo como un nail art temático, o como yo, por puro amor a los conejos. ❤

El tutorial en cuestión era mucho más simple, yo lo que hice fue agregarle un toque de color para hacerlo más divertido. Abajo pueden ver el tutorial.

¿Se animan a los conejitos?

Rachel Papaya.

BART (BAR+ART)

Hace unos días, salimos con Rachel Papaya y unos amigos del trabajo a un bar. Muchos ya me conocen y saben que no puedo tener las manos quietas y, en broma, alguien (no recuerdo quién O.o????) me dice: “Hacete un origami”. Entonces agarré unas de las muchas servilletas que teníamos y entre todos hicimos el curso básico de BART 101.

Es muy simple, aunque no es origami. 😄

Se toma una servilleta de papel cuadrado, se lo extiende y se lo dobla diagonalmente. Generalmente las servilletas no son cuadrados perfectos, pero no importa. Después se dobla por el medio dos veces más.

Después se dobla una vez más por la mitad. La parte abierta tiene que quedar arriba. Por último, se corta la parte más ancha en una diagonal. Y de ahí, cada uno puede hacer los cortes que quieran en cualquiera de los tres lados del cono.

Una vez que no quieran hacer más cortes, se extiende la servilleta y queda así.

Si están en un bar, lo más probable es que no tengan tijera y lo tengan que cortar con la mano. Pero si tienen tijera, se pueden hacer cortes más intricados y hacer que parezcan copos de nieve *-*.

Si lo quieren usar para decorar, se puede usar cualquier tipo de papel, siempre y cuando no sea muy grueso porque no se va a poder cortar bien.

Son muy fáciles de hacer y tienen la muy importante función de taparnos la cara para no salir escrachados en las fotos, después de haber tomado unas cervezas. ^_^

Papayaki ^_^

¡A COSER SE HA DICHO!

Realmente no sé qué me inspiró a hacer esto, seguramente mi nueva máquina de coser tiene mucho que ver. Mientras caminaba hacia la tienda donde iba a comprarla, encontré un negocio de telas, sin mucho conocimiento, me encantó este género por el color, los lunares y lo suave que es. El vendedor me dijo que se trataba de seda lavada, muchos más detalles no podría darles.

Todavía no he hecho ningún curso de costura, más que ver videos de DIY en YouTube, así que decidí hacer algo muy, muy simple. Elegí una falda con cintura ancha, hecha de elástico

Materiales: elástico y género.

Tenía que obtener 2 medidas, el ancho (cintura) y el largo. Para el ancho, me medí la cintura y dupliqué esa medida; para el largo, usé una de mis faldas con la medida que quería (para mí, hasta la rodilla) y le desconté el ancho del elástico, en este caso 10 cm.

Al cortar, queda un rectángulo, cosí el costado y luego el dobladillo, siempre doblando la tela 2 veces para que no se deshilache.


Luego, la parte más compleja, coser el elástico. Para saber cuán largo lo tenía que cortar, me lo medí sobre la cintura, así pude elegir cuán ajustado lo quería.
¡Ojo! Al coser el elástico hay que ir estirándolo, porque es más corto que el género.
Coloqué uno sobre otro, marqué el medio de cada uno y los sostuve con un alfiler. Así pude ir estirando el elástico de forma más pareja mientras iba cosiendo con puntada zig zag.

 Me ayudó al coserlo, sostener la tela por delante y detrás del pie de la máquina, así se puede ir regulando mejor cuánto estiramos. Lamentablemente, no hay fotos de este paso, ya que tenía ambas manos ocupadas y no había nadie para retratar el momento (foreveralone!!  NOT, jajajaja).

Cosemos los extremos del elástico con varias pasadas de zig zag y finl!

Yo la usé para mi cumpleaños con una musculosa negra, que obviamente, iba dentro de la falda.

Si no tienen máquina de coser, ni nadie que se la preste, pero quieren crear sus propias prendas, recomiendo dejar todo marcado con alfileres o con un hilvanado sencillo y llevárselo a la modista del barrio. La mía lograba entender cada una de mis confusas instrucciones y también corregía algún error.

Srta. Natalia