GOLD FEVER

Esta idea ya estaba rondándome y al leer el post de Sofi, me dio la fuerza para confesarlo, estoy claramente padeciendo la Fiebre del Oro. Recuerdo en la adolescencia mi desagrado por todo lo dorado, por lo cual mi uso de accesorios se limitaba al plateado, pero eso quedó muy atrás.

Quizás es algo genético y se active con la edad, pero hace unos años, cuando ya me acercaba a los treinta, comencé con los primeros síntomas.

Empieza con algún collar diminuto o anillo dorado, algo muy chico y que casi no presenta peligro. Pero va aumentando, puede seguir con cinturones, algún colgante más importante y en una fase más avanzada, la cual estoy atravesando, se puede encontrar en cualquier elemento, ¡¡inclusive prendas!!

Pulseras que me animé a usar hace muy poco.

Mi amado saco con lentejuelas.

Y aquí la Wish List:

Shine bright like a diamond!!

Srta. Natalia

THE NEW ANIMAL PRINT

Algunos años atrás, el animal print, me parecía de señora mayor y de gusto dudoso, jamás hubiese pensado en usar algo así, pero creo que internamente sabía que eventualmente iba a gustarme, por eso conservé un pañuelo de mi mamá, con un print bien furioso. Luego vinieron los accesorios y finalmente, la ropa.

Hace un tiempo le comenté a Rachel que me encantaría tener prendas con este diseño, pero que en vez de simular la piel de algún animalito, sea el animalito en sí mismo el que arme el estampado. Así que me puse a buscar y descubrí que tal como el animal print había evolucionado en mí, también lo había hecho en la moda. Noté que está comenzando una invasión de lo que yo llamo, “El nuevo animal print“.

Quizás algunos piensen que no he descubierto nada, pero nadie me quitará la ilusión de pensar que me leyeron la mente y se pusieron a diseñar JUSTO el print que estaba buscando. 😛

He encontrado a casi todos los presentes en el Arca de Noé: aves varias en vestidos de Dorothy Perkins, ASOS, y en una camisa de Macy’s, golondrinas en una musculosa de Macy’s; flamencos en el vestido y la camisa Dorothy Perkins; cisnes en el bikini de ASOS; cardenales en la pollera de Forever 21; ¡hasta pingüinos! En la musculosa de ASOS.

De ASOS, camisas y vestido con lechuzas.

No faltaron los conejos, en pollera, playsuit y hasta en la cabeza:

Todo de ASOS.

Algunos insectos simpáticos: vestido con abejas de Dorothy Perkins, también con libélulas de ASOS y Dorothy Perkins; y un pañuelo con “vaquitas de San Antonio” (así le decimos en Argentina, también conocidas como mariquitas o ladybirds).

Para ponerse en un tono más salvaje, cebras y elefantes:

ASOS siempre presente y remera rosa de Forever 21.

Más ASOS.

Gatos: un ¡MUST! ❤

Asos, Dorothy Perkins, Forever 21.

Last, but not least, Dorothy se acordó de ellos: perros y caballos:

Y para que los hombres también se animen, ASOS se ocupó de ellos:

¡Mapaches en la corbata!

¡A empezar a armar la wishlist!

Srta. Natalia

This is how I roll, ¡Animal print!