GOLD FEVER

Esta idea ya estaba rondándome y al leer el post de Sofi, me dio la fuerza para confesarlo, estoy claramente padeciendo la Fiebre del Oro. Recuerdo en la adolescencia mi desagrado por todo lo dorado, por lo cual mi uso de accesorios se limitaba al plateado, pero eso quedó muy atrás.

Quizás es algo genético y se active con la edad, pero hace unos años, cuando ya me acercaba a los treinta, comencé con los primeros síntomas.

Empieza con algún collar diminuto o anillo dorado, algo muy chico y que casi no presenta peligro. Pero va aumentando, puede seguir con cinturones, algún colgante más importante y en una fase más avanzada, la cual estoy atravesando, se puede encontrar en cualquier elemento, ¡¡inclusive prendas!!

Pulseras que me animé a usar hace muy poco.

Mi amado saco con lentejuelas.

Y aquí la Wish List:

Shine bright like a diamond!!

Srta. Natalia

OPÁ YETTA STYLE!

Esta semana llegué a la conclusión que voy encarando derecho hacia un futuro como Grandma Yetta, mi atracción a las combinaciones de colores imposibles, los estampados floreados, el animal print, el dorado, plateado y todas sus opciones, se va a ir incrementando con la edad. Ya experimento una total inconsciencia a la hora de pintarme los labios de rojo o fucsia, sin parar de “retocarlos” sin necesidad alguna.

Ni hablar de la alegría preveraniega que me lleva ciegamente a no dejar ningún color afuera de mis outfits diarios. De todas maneras, lo acepto con tranquilidad.

Armé hoy un outfit con unos pantalones estampados negros y blancos de Forever 21, con una remera sutilmente rayada y un chaleco de jean con tachas también de Forever 21. Las chatas son de Le Loup y la cartera de Calletanas. Como verán, hay mezcla de estampados, texturas, tachas, glitter, cuero, gamuza, ¡de todo!.

En fin, lo importante es encontrar en el “vale todo” de la moda actual, la manera de mantenerse fiel a nuestros propios gustos y límites. Y si nos hallamos cómodos lookeados como Lady Gaga, so be it!!

Sofi.