NAIL ROCK!

Hace mucho vi en Tumblr unas uñas doradas con un efecto metálico que no genera un esmalte común, busqué cómo lograrlo por todos lados y “sin querer queriendo” lo encontré en Asos. Se trata de Nail Rock, un producto que me parece fantástico, no es un esmalte, es como un film adhesivo que, literalmente, debes pegar a tus uñas.

Estaba esperando una ocasión especial para usarlas, así que el sábado pasado, que celebramos la “inauguración” de la casa de la Srta. Natalia decidí rockear con mis uñas.

Elegí el dorado porque me encantó el efecto metalizado que los esmaltes no pueden recrear. Así se ve el empaque.

Adentro trae los “nail wraps“, un manual/catálogo con los colores y diseños de la marca, un paquetito con una lima y un palito para remover la cutícula, y otro paquetito con un paño para humedecer con acetona.

La aplicación del producto no es difícil, pero si no eres muy hábil, podrías necesitar ayuda. En mi caso no tuve problemas, pero me di cuenta de que las uñas de la mano izquierda me quedaron un poquito mejor que las de la derecha. Aunque la diferencia es mínima, yo me doy cuenta porque lo hice y sé que parte es la que no me quedó muy bien, pero en general, el cambio es casi imperceptible.

Se supone que el producto dura hasta 10 días desde la aplicación, y como no es un esmalte, no corres el riesgo de que se te salga en las puntas, pero, atención: sí hay que retocarlas cada tanto. En mi caso, debo limar mis uñas a diario para que no se note el bordecito de las uñas. Acá les dejo dos imágenes, la primera es del día en que me apliqué el producto y la segunda es de anoche:

Como ven, en seis días no hay mucha diferencia, ya les contaré si realmente dura los 10 días. Si se animan a experimentar y probar cosas nuevas en sus uñas, les recomiendo que lo usen. En fin, pueden ver más entrando a su sitio web, Facebook o Twitter. Por último, les dejo un video de la marca.

Rachel Papaya.

SUEÑO DE UNA NOCHE DE INVIERNO

El último y pasado feriado, lo aproveché para juntarme con mis amigas en una comilona de comida china casera y cupcakes.

Elegí un outfit ultra cómodo para la ocasión, calzas de jean, a veces conocidas como jeggins, una remera básica para usar abajo de una camisa estampada y abotinados de animal print. Debo confesar que a la hora de vestirme para salir de noche, me acobardo al elegir el calzado, y muy pocas veces me animo a usar zapatos altos. A pesar de que los amo, el temor al sufrimiento de mis pies es más fuerte.

Para abrigarme me puse un tapado gris, gorro violeta y maxi bufanda color avena. Como verán, he llevado mi indecisión sobre mi color de uñas al extremo de ya no decidir y ponermelos todos. Algunas personas me dijeron que se está usando muchísimo y hasta mi papá me preguntó “si ya era carnaval”… en fin, a mí me encantan.

Un nuevo lugarcito de mi corazón esta ocupado por este lápiz labial rojo de Natura que me regaló mi mamá, al principio me chocó bastante el contraste con mi piel blanca, pero después me encantó, y ahora cualquier salida es una excusa para usarlo. El rojo es un color con el que no me he sentido muy identificada, pero para labiales, creo que es el mejor del mundo, al igual que para las uñas. Y jamás, jamás dejará de ser nada menos que un clásico.

También comparto con ustedes que descubrí el maravilloso y temible mundo E-bay, tal vez sea una evolución predecible para una shopaholic como yo. Actualmente tengo una wishlist más grande que el agujero de mi tarjeta de crédito y estoy eperando unos 6 items que viajan por el mundo buscando la dirección de su nuevo hogar, entre ellos unos lindísimos zapatos… pero vale aclarar que todo es extremadamente barato. Una de las cositas que ya encontró su nuevo hogar, es el anillo de moño que pueden ver en las fotos de arriba.

¿Y que opinan ustedes de los equipos de noche? ¿Se animan al glam o se quedan en la comodidad?

¡Muchas gracias a mi genia amiga Romina Villaverde Bacskay por sacarme las fotos!

¡¡Hasta la próxima y buen fin de semana!!

Sofi.

OMBRÉ NAILS

No, no es un error de ortografía. Ombré es una palabra francesa que literalmente significa “sombreado” y ha ido derivando al punto de ser usada para decir “difuminado” o “degradado”. Y Ombré Nails es la tendencia del momento en el mundo del Nail Art, misma tendencia en la que me rehúso a caer. Simplemente no me gusta.

Es que no nos puede gustar todo en esta vida, pero a pesar de ello, no podemos dejar de hablar (o escribir) de estas cosas. Por eso voy a compartir algunas fotos que encontré en la web (click en ellas para ver la fuente) de esta tendencia a usar colores en degradé o difuminados.

Este es el único que medio "me guiña el ojo", pero no me termina de convencer.

En fin, esto de los gustos es muy subjetivo, así que si a ustedes les pasa lo contrario y aman esta tendencia, les dejo este enlace a un tutorial (en inglés) para que aprendan a hacer sus propias Ombré Nails

¿Qué opinan?

Rachel Papaya.

ALTO ARTISTA DE UÑAS

Así se define él mismo, y la verdad es que sería muy difícil para mí aclarar o explicarles quién es. “Otto” o Facu, como quieran decirle, es un gran amigo, sumamente particular y genial. Describirlo llevaría muchas palabras, si simplemente lo conocieran, entenderían todo.

¡¡Mi amiguito!!

De esta forma, inmerso en su particularidad, y sin buscarlo, ¡se encontró a sí mismo haciendo nail art!

La idea de un hombre, al que le nace decorarle las uñas a su novia, es sin duda no muy habitual, pero todo se puede esperar de él. Parece que un poco presionado por su entorno, “mirá, vivo con una mujer, mi compañera de casa tiene muchos esmaltes y tengo una novia, no tenía otra”, y otro poco por esta determinación a dejarse llevar por su creatividad.

Quiso empezar simplemente por una uña, pero ya lo dijo él: “me pintó y seguí”. Con respecto al tema, era de esperarse. El futuro paisajista me cuenta mientras lee sobre los parques y jardines de la Roma antigua: “la vegetación me gustó, la enredadera, sobre todo porque le pude dar continuidad entre las uñas y también las nubes”.

Enredadera, nubes y árbol.

Esto deja en claro, por si antes no lo estaba, que el nail art es para todos, que tanto a hombres como mujeres, nos dan ganas de jugar y dibujar cosas lindas en las uñas, propias o ajenas.

Considero que esta forma de decorar y decorarse, es un lindo regalo de parte de los novios hacia sus respectivas mujeres, ¡ya lo sé!, no es para todos. Pero, ¿qué perdemos con probar?

Eso sí, como me dijo Facu, requiere tiempo y paciencia, como yo dispongo de ambos, me gané una sesión por este “alto artista de uñas”, jajaja. Ya habrá fotos, pero con él también hay que tener mucha paciencia, ¡así que no prometo que suceda a la brevedad!

Besos a él y a su gata ninja, definirlo como cat lover, sería muy reducido, sería algo así como un entire nature lover!

Srta. Natalia

HONEY BUNNIES

Hoy les traemos un nail art que pude hacer gracias a los fantásticos tutoriales de Cutepolish, honestamente, soy un cero a la izquierda dibujando, pero con la simpleza de estos tutoriales, hasta yo lo hago “bien” o por lo menos “decentemente”, jaja. :p

El tutorial que encontré era de conejitos, y la verdad es que hasta que no me lo dijeron, ¡no me di cuenta de que era por la pascua! Así que si quieren, háganlo como un nail art temático, o como yo, por puro amor a los conejos. ❤

El tutorial en cuestión era mucho más simple, yo lo que hice fue agregarle un toque de color para hacerlo más divertido. Abajo pueden ver el tutorial.

¿Se animan a los conejitos?

Rachel Papaya.

NAILGASM

Lamentablemente para algunos, el post de hoy no se trata de porno, pero sí se trata de algo que te hará sentir un “orgasmo en las uñas”. 🙂

¿Qué es Nailgasm? Es un documental (en proceso) sobre ese arte al que somos casi adictas: Nail Art. Lo descubrí tan solo hace dos días gracias a Tumblr y me encantó la idea que tuvo Ayla L. Montgomery, la directora del mismo. Pueden ver un pequeño trailer en el video de abajo.

Como pudieron ver, están tratando de conseguir fondos para terminarlo, ya sea con un dólar o lo que puedan donar, estarán ayudando a la realización de este documental que no habla del tema de manera superficial como muchos podrían asumir inmediatamente, no son solo uñas y esmaltes de colores bonitos, se trata de cómo las mujeres expresan su creatividad en algo tan “simple” y “pequeño” como pueden ser las uñas.

En el video de arriba, la directora explica que esta recaudación de fondos solo se hará hasta el 20 de marzo, así que todavía hay (poco) tiempo para hacer una donación, aunque sea de un dólar. Yo estoy por hacer mi pequeña contribución y sería muy bueno que aunque no hagan una donación, compartieran este post o los videos y/o enlaces, para que esto llegue a más personas y se alcance la meta de Kickstarter.

En caso de que no se llegue a la meta de Kickstarter, los realizadores no recibirán los fondos, y la donación que cada uno haya hecho no será procesada, así que no se la debitarán de su tarjeta de crédito, de manera que, sea lo que sea, si les gusta el proyecto y quieren apoyar a las mujeres creativas, ya saben qué hacer. *Guiño* *Guiño*.

Rachel Papaya.

COW NAILS!

El otro día me compré las famosas dotting tools para hacer Nail Art y luego, el mismo día, la Señorita Natalia fue a casa y buscamos un diseño que sea fácil de hacer para intentar en mis uñas.

Así fue como encontré unas vaquitas que me encantaron y que a Nati le resultaban fáciles de hacer. Este es el resultado final:

Parece que fuera muy elaborado, pero no, es muy fácil: debes ponerte una base blanca; la parte rosa es como hacer una francesita pero semicircular; las manchitas son tres puntitos juntos; los ojos, unas pequeñas líneas y finalmente, la nariz dos puntitos. Todo esto, con las herramientas adecuadas, resulta bastante fácil de hacer. 🙂 ¿Qué les pareció?

Las vaquitas que nos sirvieron de inspiración están aquí. ¡Chau!

Rachel Papaya.