MEOW OR NEVER!

¡Oh sí, sí! Preparándonos para el verano, ya nos podemos animar a más con estos días templados. Entonces, preparé un collage con un outfit de media estación, que se puede transformar de día a noche con unos simples cambios. Expreso en él mi nuevo amor hacia las polleras largas, que van a estar muy presentes en esta temporada.

Los conjuntos están armados totalmente con prendas de Forever 21. Como base, tenemos la pollera larga estampada para usar a la altura de la cintura, lo cual es más favorecedor especialmente para nosotras las de baja estatura, y una camperita estilo biker con tachas en las solapas. Para el look diurno encontré esta genial remera sin mangas, “Meow or Never“, ¡que muero por tener! Arriba, un sweater con tramado color claro, y se puede usar con las ballerinas con mini tachas y un bolso símil cuero beige.

Para el día.

A la noche mantenemos la pollera y la campera, pero cambiamos a una blusa con apliques de lentejuelas y cuello redondo. También pasamos a una cartera negra más pequeña y botitas de gamuza caña baja con un poco de taco. Para agregar accesorios, en este caso, no sugiero ningún collar ni aros colgantes que carguen más al cuello de la campera, pero sí un anillo.

Para la noche.

Así se mantiene un look bastante informal, con onda, y apropiado para cualquier momento del día.

Meow or Never! Hasta la próxima!

Sofi.

Anuncios

FLANCITO ♥ SOFI

La ansiedad preveraniega ya se está sintiendo y yo no puedo pensar en otra cosa. A pesar de las lluvias que duran semanas y de la humedad, me pone contenta que ya el frío es algo más manejable y me permite empezar a sacar “de a cuotas” ciertos ítems del placard.

En esta ocasión me puse mi adorado sweater rayado que les había mostrado anteriormente con calzas tipo jeggings y una camisa rosa debajo. En este caso es recomendable que la camisa se vea debajo del sweater, como podrán ver en los detalles del cuello y las mangas dobladas.

En los pies, rescaté a unas de mis chatitas preferidas. Las adquirí hace un par de años en La Feria de Las Naciones, junto con la Srta. Natalia, quien también tiene un par igual. Ambas las hemos usado hasta el cansancio, y les hemos dado todo nuestro amor. Y a pesar de que tienen lentejuelas, leopardo, dorado, todo con todo, nosotras las hemos usado indiscriminadamente.

De abrigo, maxi bufanda negra, y mi confiable montgomery gris que me acompaña hace ya un par de inviernos. Y mis nuevos accesorios preferidos, mis pulseras doradas.

Nota aparte para el mensajito que encontramos en este bello mural, con el que me sentí muy identificada, no solo porque dice mi nombre, sino porque en las últimas semanas me he convertido en una ¡FLANaholic!

Buena suerte y más que suerte sin alarma
me voy corriendo a ver qué escribe en mi pared
la tribu de tu calle, la banda de mi calle…
– ”Vencedores vencidos” – Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota

¡Hasta la próxima!

Sofi.

SUEÑO DE UNA NOCHE DE INVIERNO

El último y pasado feriado, lo aproveché para juntarme con mis amigas en una comilona de comida china casera y cupcakes.

Elegí un outfit ultra cómodo para la ocasión, calzas de jean, a veces conocidas como jeggins, una remera básica para usar abajo de una camisa estampada y abotinados de animal print. Debo confesar que a la hora de vestirme para salir de noche, me acobardo al elegir el calzado, y muy pocas veces me animo a usar zapatos altos. A pesar de que los amo, el temor al sufrimiento de mis pies es más fuerte.

Para abrigarme me puse un tapado gris, gorro violeta y maxi bufanda color avena. Como verán, he llevado mi indecisión sobre mi color de uñas al extremo de ya no decidir y ponermelos todos. Algunas personas me dijeron que se está usando muchísimo y hasta mi papá me preguntó “si ya era carnaval”… en fin, a mí me encantan.

Un nuevo lugarcito de mi corazón esta ocupado por este lápiz labial rojo de Natura que me regaló mi mamá, al principio me chocó bastante el contraste con mi piel blanca, pero después me encantó, y ahora cualquier salida es una excusa para usarlo. El rojo es un color con el que no me he sentido muy identificada, pero para labiales, creo que es el mejor del mundo, al igual que para las uñas. Y jamás, jamás dejará de ser nada menos que un clásico.

También comparto con ustedes que descubrí el maravilloso y temible mundo E-bay, tal vez sea una evolución predecible para una shopaholic como yo. Actualmente tengo una wishlist más grande que el agujero de mi tarjeta de crédito y estoy eperando unos 6 items que viajan por el mundo buscando la dirección de su nuevo hogar, entre ellos unos lindísimos zapatos… pero vale aclarar que todo es extremadamente barato. Una de las cositas que ya encontró su nuevo hogar, es el anillo de moño que pueden ver en las fotos de arriba.

¿Y que opinan ustedes de los equipos de noche? ¿Se animan al glam o se quedan en la comodidad?

¡Muchas gracias a mi genia amiga Romina Villaverde Bacskay por sacarme las fotos!

¡¡Hasta la próxima y buen fin de semana!!

Sofi.

OUTFIT: LAYERING + TRANSPARENCIA

Pensando en esos días en los que empezamos tempranito, y terminamos muy
tarde, hoy les muestro unas opciones, para que con solo un par de
ajustes, un outfit pueda ser versátil, tanto para la oficina, como para
el after office.

Los key items para reemplazar, quitar, remover o cambiar son los
accesorios, ya sean pulseras, collares, aros, zapatos o carteras; sin
necesidad de cambiar las prendas más importantes.

En este homemade collage, usamos como base, este jean bourdeaux de
Ayres, junto a la camisa con transparencias de A. Y. Not Dead, el
sueter cortito de Forever 21 y un tapado abrigadito, de Ayres también.
Debajo de la camisa se puede usar una musculosa básica, y el suetercito
sirve para atenuar las transparecias. Además sirve para crear el
layering, usando varias capas de prendas, cosa que no sólo hace un
outfit más interesante, sino que también sirve para quitar o poner ropa
si tenemos frío o calor.

En los pies, unos mocasines beige ligeramente perlados de Le Loup y dos
opciones de carteras color suela que armonizan el outfit, ambas de
Yugar.

Para la noche, la sugerencia es quitarse el suetercito, y las que se
animen a las transparencias, pueden también remover la musculosa negra
abajo de la camisa. Reemplazamos los mocasines por unas plataformas peep
toe negras de gamuza con tachas, divinas, de Sivyl Vane. Además le
agregamos un maxi collar al cuello de Cuatro Musas para más glamour.
Así, con opciones que podemos transportar en nuestras carteras, todo
outfit es ajustable.

Próximamente, idearemos un outfit para enfrentar el tremendo frío polar
que finalmente llegó al ataque.

Sofi.

PONCHO TIME!

Tengo un problema: me regalaron un poncho muy, muy colorido y la verdad es que no sé con qué ropa usarlo, especialmente ahora que hace tanto frío en Buenos Aires. Así que empecé a buscar cómo otras personas usan sus ponchos y encontré estas fotos geniales en Pinterest:

Sin dudas, la clave está en usar prendas básicas y en colores neutros para no sobrecargar el outfit. ¿A ustedes les gustan los ponchos?

Rachel Papaya.